Fachada

Querido viajero: ninguna casa de más de 100 años es perfecta pero nos esforzamos para que cuando llegues lo tengas todo preparado y solo tengais que disfrutar y descansar. La entrada a una casa es lo más importante: es la imágen de lo que habrá en su interior. Fijaros en la puerta. Imaginaros hace años cuando se abría la ventana protegida para ver quien estaba al otro lado. Prepararos para entrar en el su interior y comprobar como hemos intentado mantener la esencia de lo rústico con toques modernos.