Aún nos quedan dos habitaciones del ático, que son casi tan espaciosas como la habitación principal. Incluso una de ellas tiene el acceso a la terraza.